Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 11 de octubre de 2009

SABER DE LAS....PELICULAS.



-Cosas que no sabrías si no fuera por las películas
La mayoría de los perros son inmortales.
Si alguien te persigue por el centro de la ciudad, siempre puedes quitártelos de encima ocultándote entre los participantes del desfile del Día de San Patricio, sea cual fuere la época del año.
Todas las camas tienen un embozo que llega hasta las axilas en el caso de las mujeres, y hasta la cadera, en el caso de los hombres.
Todas las bolsas de la compra del supermercado deben contener, como mínimo, una barra de pan que sobresalga un poco.
Es fácil pilotar un avión y aterrizar con él si hay alguien en la torre de control que pueda dirigir la operación por radio.
Los sistemas de ventilación de los edificios son el escondite ideal: a nadie se le ocurrirá mirar en ellos y sirven, además, para desplazarse hasta cualquier parte del edificio sin dificultad.
Si tienes que recargar la pistola, siempre dispondrás de suficiente munición, aunque vayas desnudo.
Si tienes que hacerte pasar por un militar alemán, no es necesario hablar el idioma; con tener acento alemán bastará.
La torre Eiffel se puede ver desde cualquier ventana de París.
Un hombre no se inmuta mientras recibe una paliza de campeonato, pero se queja cuando una mujer intenta limpiarle las heridas.
Si se ve en algún momento un vidrio de considerables dimensiones (sobre todo si lo llevan dos hombres) es que alguien va a atravesarlo en breves instantes.
- Si tienes que pagar un taxi, no busques un billete en la cartera: saca lo que tengas en el bolsillo al azar. Siempre será el importe exacto.
Todas las mañanas, las madres siempre cocinan huevos, tocino y gofres para la familia, aunque su marido y sus hijos no tengan tiempo para comérselos.
Los automóviles que chocan casi siempre acaban explotando, ardiendo o ambas cosas.
El comisario de policía siempre destituirá a su detective preferido, o le dará 48 horas para terminar el trabajo.
Un sólo fósforo sirve para iluminar una habitación del tamaño de un estadio de fútbol.
Los habitantes de ciudades y pueblos medievales tenían una dentadura perfecta.
No es necesario decir hola ni adiós cuando se empieza o termina cualquier conversación telefónica.
Los procesadores de textos nunca tienen cursor, pero siempre se abren con una pantalla que dice: Introduzca la contraseña.
Aunque conduzcamos por una cuesta abajo totalmente recta, es necesario girar el volante a izquierda y derecha cada cierto tiempo.
Las bombas van equipadas con temporizadores que tienen pantallas con grandes números rojos para que uno sepa cuándo van a estallar.
Siempre es posible estacionar delante del edificio al que se va de visita.
- La chica más linda del colegio siempre es la hija del reverendo y la novia del chico malo.
Un detective sólo resuelve un caso cuando ha sido destituido o despedido.
Si decides ponerte a bailar en la calle, notarás que todo el mundo que te rodea conoce los pasos.
No importa si tus enemigos te superan en número durante una pelea de artes marciales: te atacarán de uno en uno, mientras esperan, con gesto agresivo, a que vayas acabando con sus compañeros.
Las comisarías de policía someten a sus agentes a exámenes de personalidad para que tengan como compañero de patrulla a otro que es, justamente, lo opuesto a él.
Todo tipo de munición, no importa la velocidad que lleve o forma que tenga ni la distancia a la que sea lanzada, puede ser esquivada con un simple movimiento de la cabeza o al agacharse a tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario